viernes, 5 de octubre de 2012

ESTIMAS O TE ESTRELLAS

estimas o te estrellas


Es estos convulsos tiempos de burbujas y rescates, es evidente que acertar en las previsiones es fundamental.

En el mundo de las TI, la estimación del desarrollo de software es uno de los retos principales a los que nos enfrentamos, puesto que es lo que va a permitir que  las organizaciones puedan prever y calcular la cantidad de esfuerzo y dinero necesarios para llevarlos a cabo.

Aunque hay ámbitos en los que parece que no hay manera de realizar una previsión con ciertas garantías (¿cuántas modificaciones más de las previsiones sobre el déficit de España en 2012 veremos de aquí a fin de año?), disponer de un método robusto de estimación no es ni demasiado complicado ni demasiado costoso  en la Industria del Software. Solo son necesarios dos elementos:


 ·         Una métrica de medición del tamaño del software.  Creo que el extendido uso (quizá más a nivel internacional que en España) de los Puntos Función los avalan como un buen sistema, si bien es cierto que existen otras métricas (aunque no todas son recomendables ni se pueden usar en fases tempranas del proyecto).
        ·         Unos valores de referencia de la productividad. 



Teniendo estos dos elementos se puede realizar un primer nivel de estimación que mejora sustancialmente  los resultados que se obtienen con otras técnicas habituales (como la estimación por analogía o por juicio de un experto, es decir, “a ojo”).

Sobre este primer nivel de estimación, se pueden realizar ajustes que mejoran la exactitud de la estimación, o se pueden utilizar modelos de estimación más complejos, como por ejemplo:

·         COCOMO (Constructive Cost Model) II, de Boehm.

·         SLIM (Software LIfecycle Management), de Putnam.

¿Y en qué nivel hay que quedarse? Pues como en tantas otras cosas, es una cuestión de hacer balance entre las necesidades, los beneficios y los costes asociados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...