miércoles, 24 de octubre de 2012

¿Las comparaciones son odiosas?



En el ámbito del desarrollo de software, hay detractores y defensores de los análisis comparativos (benchmarking), pero seguro que unos y otros están de acuerdo en la importancia de comparar peras con peras y manzanas con manzanas.

Las comparaciones son odiosas es una de esas las frases que todos hemos escuchado de niños, y que, con razón o no, creyendo en ello o no, muchos se la repetimos de forma automática a nuestros hijos. Sin embargo, no son pocas las veces que nuestra cabeza se pone a comparar, aún en aquellas ocasiones en qué está claro que no tiene sentido hacerlo (¿por qué mi hijo Juanito es el más bajito de la clase si come como un campeón y sus padres somos más altos que la media?).

Nos guste o no, en este mundo comparar es algo de lo más habitual. Y, como he empezado diciendo, no hay duda de que las comparaciones son odiosas cuando no se hacen bien.



Si lo que se está comparando es productividad de desarrollo software en términos de producto obtenido por unidad de esfuerzo empleado, para comparar “manzanas” con “manzanas”, tendremos que asegurarnos de la consistencia en ambos términos, esto es:
     - El producto debe medirse siempre utilizando la misma métrica.
     - El esfuerzo debe normalizarse para que las actividades consideradas en la obtención de la productividad sean siempre las mismas.

Supongamos que queremos saber la productividad de dos proyectos de desarrollo de software distintos. En ambos se obtiene la misma cantidad de producto, por ejemplo 500 Puntos Función IFPUG, y ambos han requerido la misma cantidad de esfuerzo, por ejemplo, 500 jornadas.

¿Podemos afirmar con estos datos que se ha sido igual de productivo en el desarrollo de ambos proyectos?

No, nos falta información. Imaginemos que el primer proyecto se ha realizado en una factoría software, de manera que el esfuerzo empleado se corresponde exclusivamente con la actividad de construcción; y que en cambio, en el segundo proyecto, el esfuerzo incluye todas las actividades del ciclo de vida. Ahora sí tenemos la información necesaria para poder afirmar que la productividad en el segundo caso es mejor que en el primero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...