martes, 13 de noviembre de 2012

Mejorando la correlación, que es gerundio


Hace unos años, cuando yo era un chaval en este mundillo, un consultor de una reconocida empresa norteamericana vino a realizar unas mediciones en puntos función. Había proyectos de distinto coste que debían ser medidos, y lo curioso fue que el resultado de las mediciones realizadas en puntos función divergía enormemente en proyectos con costes similares (distintos proyectos con un coste entorno a 300.000 euros, unos podían medir 3 puntitos función y otros podían llegar hasta 500). El consultor, sin realizar ningún análisis sobre estas diferencias, se marchó tan pancho rumbo al aeropuerto (no quiero saber ni la pasta que cobraría por ello en aquellos tiempos de bonanza). ¿Es lógico que se den diferencias tan grandes en proyectos con costes similares?



Es muy común que se den situaciones que hacen que la correlación entre el esfuerzo que requiere el desarrollo y los puntos función que proporciona la estimación o medición sea muy baja (por ejemplo, sistemas distribuidos con componentes reutilizables, procesos similares con alto grado de reutilización funcional y de código, informes en distintos formatos, una misma modificación en múltiples procesos, desarrollos no contables en puntos función, etc.).

A partir de mi experiencia en la implementación de modelos de estimación, aconsejo la introducción de factores correctores en los pesos que proporcionan las metodologías tradicionales de Análisis en Puntos Función, así como realizar una adecuada segmentación, control y asociación de los esfuerzos y costes de las distintas actividades del proyecto. No hay que olvidar que una de las principales necesidades de las empresas de TI es el uso de estas metodologías para la estimación del coste de un proyecto de modo que estas sean fiables, rápidas y repetibles.

2 comentarios:

  1. Creo que hay que distinguir que los Puntos de Función, miden los "metros cuadros" o tamañano de la aplicaicón desde el punto de vista de la funcionalidad, sin importar la categoria y calidad de la construcción.
    El problema está en que luego para concer el "real" esfuerzo de la contrucción (tecnologías) y la calidad (Calidad de producto)y para ello es necesario contar con "metricas de tecnología para desarrollar un Punto de Función" y lo mismo en calidad.
    De allí surgirá el verdadero esfuerzo de desarrollo y los costos estará formado por la estructura de esfuerzos que el Lider de Proyecto haya contruido para cada proyecto y su distribución de esfuerzos.
    Quedemos bien en claro que no es una "ciencia exacta", es una herramienta que ayuda a disminuir el cono de desconocimiento al inicio y durante las etapas de diseño global y detallado para ajustar esfuerzos y costes del proyecto.
    Al finalizar el proyecto, tambien se realiza una medición de Puntos de Función con las funcionalidades finales que fueron instrumentadas para el proyecto, lo que permite conocer los ratios:
    Horas de esfuerzo de desarrollo para 1 PF.
    Costo para desarrollar 1 PF.

    Ademas de generar otros ratios que cada unidad considere necesarios para tomar politicas de acción para mejorar su ambito de desarrollo, testing, etc.

    Me gustaría conocer otros pensamientos sobre el tema.

    Les saluda.

    José Octavio Cid

    ResponderEliminar
  2. Hola José,

    Completamente acertadas tus observaciones.

    Es muy importante realizar un análisis de la arquitectura de los sistemas del cliente y de los esfuerzos de las distintas actividades para poder obtener información útil y fiable que disminuya en la mayor medida posible el cono de incertidumbre en la estimación.

    Anécdotas similares a las que comento al principio del post han sido objeto de críticas por los detractores del uso de métricas de tamaño funcional. Pero se pueden -y nosotros lo hacemos- realizar ajustes y adaptaciones para cada casa. Esto nos permite no sólo tener el valor del tamaño funcional "en bruto" entregado con propósitos de benchmarking sino también disponer de un valor corregido que permita estimaciones más realistas.

    En efecto, la medición final del proyecto permitirá retroalimentar la base estadística y, además, obtener los valores de defectos por PF, productividad final, comparativas entre la estimación y la medición y muchos otros indicadores que permiten una mejora y aprendizaje continuo. Es muy interesante realizar análisis tras la entrega de un proyecto, y estos sólo pueden ser hechos si se realizan estimaciones y mediciones usando las mismas métricas.

    Seguiremos realizando entradas en este blog sobre temas relacionados con la estimación y otras actividades de este estimulante mundo.

    Te agradezco tus aportaciones :)

    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...